Coliflor asado con curry y mostaza

Hay momentos de la vida en los que todo pasa todo junto ¿no? Yo estoy en uno de esos momentos en los que tengo varios frentes al mismo tiempo y me tengo que desdoblar para poder cumplir con cada cosa.

Por otro lado, por aca arrancamos con la segunda ola de COVID, retrocedemos 10 casilleros y debemos permanecer en casa 15 días de manera estricta. A veces siento que esto no termina nunca y que la nueva normalidad vino para no irse jamás. Debo reconocer que me da mucha tristeza todo lo que está pasando en el mundo, pero más tristeza me da la liviandad con la que se emiten opiniones sobre una pandemia que nadie sabe cómo manejar. Es desalentador ver que en lugar de ayudarnos entre todos solo generamos más y más diferencias que nos separan.

Lo cierto es que en estos momentos de estar en casa y compartir a mi me viene por cocinar cosas reconfortantes, calentitas. Como buscando volver a los sabores de la infancia y los momentos de sol de otoño. Creo que son las imágenes mas reconfortantes de mi niñez y a ello apunto cada vez que las cosas por alrededor están revolucionadas para darme un poco de paz.

Con este plato calentito y deicioso disfruten de una buena comida en familia. Una delicia para comer solo o como acompañamiento. Yo soy fan del coliflor, creo que es una de las verduras más ricas que hay.

Igredientes:

1 coliflor grande

1 cebolla picada

Aceite de coco

1 taza de leche de avena y 1 cucharada de almidón de maíz (o reemplazar con crema de leche)

1 cucharada de mostaza

1 cucharadita de ají molido

½ cucharadita de curry

½ cucharadita de semillas de comino

1 cucharada de perejil picado

½ taza de queso en hebras vegano o tipo feta rallado grueso

  1. Lavar y hervir el coliflor hasta que este cocido. O también podés cocinarlo al vapor.
  2. En una sartén rehogar la cebolla con un poco de aceite de coco hasta que se transparente.
  3. Agregamos a la sartén los condimentos e integramos bien.
  4. Luego agregamos la leche de avena y mezclamos.
  5. Agregamos la cucharada de almidón de maíz y mezclamos hasta espesar un poco.
  6. Mezclamos con la salsa la ½ taza de queso y el perejil picado.
  7. En una fuente de horno ponemos el coliflor ya cocido y lo cubrimos con la salsa.
  8. Llevamos a horno fuerte y cocinamos durante 15 minutos o hasta que se gratine.
  9. Espolvoreamos con un poco de pimentón y servimos caliente.

½ taza de azúcar rubio orgánica

3 cucharaditas de polvo de hornear

½ taza de aceite de girasol

1 y ½ taza de leche de coco (yo usé casera- 1 taza de coco rallado por dos tazas de agua)

2 cucharaditas de ralladura de limón (opcional, pero le dan un toque riquisimo)

Una cucharadita de esencia de vainilla

  1. Precalentar el horno.
  2. Mezclar la harina con el polvo de hornear y azúcar.
  3. Agregar el resto de los ingredientes y mezclar para que no quede ningún grumo.
  4. Untar con un poco de aceite el molde de muffins o usar unos pirotines como hice yo.
  5. Antes de meterlos al horno espolvorearlos con media cucharadita de azúcar rubio orgánico para que se les haga la cascarita dulce que es impresionante.
  6. Cocinar a horno medio durante 20 minutos o hasta que insertes un palito de madera y salga limpito.

¡Un abrazo! y cuidemosnos mucho estos 15 días para poder volver mejores y mas fuertes.

Eri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s